Conoce el papel del visual merchandising en el marketing

Visual merchandising

El visual merchandising es una técnica de acercamiento al público que lleva décadas demostrando ser exitosa en el sector retail. La clave está en acertar con la estrategia para captar la atención del público.

Qué es el visual merchandising

Las marcas saben que hay algunos de sus productos que se van a vender sin mayor problema, pero hay otros que deben mostrarse de una forma más atractiva frente al consumidor para ser adquiridos.

De ahí que una de las funciones más destacadas del visual merchandising sea conseguir que un producto resulte bien visible dentro del punto de venta, teniendo en cuenta que, hoy en día, ese punto de venta incluso podría ser virtual.

Por tanto, podemos definirlo como aquella técnica de marketing que se encarga de “guiar” al cliente hacia determinados productos, consiguiendo que tengan mayor visibilidad y que resulten más atractivos para la compra.

Hay muchas formas de aplicarlo. Por ejemplo, lo que suelen hacer los supermercados, es colocar los productos de primera necesidad al final del establecimiento. Esto “obliga” a los clientes a recorrer todo el local y, por el camino, ir descubriendo otros artículos.

En el caso de las tiendas de ropa, es habitual que en medio de la tienda se disponga una isla con algunas prendas que destacan frente al resto.

Cuáles son las funciones del visual merchandising en el marketing

Llamar la atención del cliente

Tanto si el posible cliente está dentro del establecimiento como si está en la calle, con esta técnica lo que se hace es captar su atención. Que se sienta atraído por lo que ve.

Este objetivo se puede conseguir de muchas formas diferentes. Por ejemplo, con un escaparate bien trabajado, con cartelería de calidad, o con un local con una decoración única. Si estás pensando en llamar la atención de tus clientes de la mejor manera posible, desde Jesús Poveda te ayudamos a dar visibilidad a tu negocio con un servicio gráfico de calidad.

Crear una necesidad de compra

El visual merchandising no solo desea captar la atención del consumidor, quiere generar en él el deseo de adquirir un determinado producto.

Cuanto más atractiva sea la presentación del artículo, más fácil es que el cliente se imagine cómo se sentirá si lo tiene y que decida comprarlo.

Crear imagen de marca

Los elementos visuales que se emplean para captar la atención del público siempre deben estar relacionados de una u otra forma con la imagen que desea transmitir la marca. Esto ayuda a que al público le resulte más fácilmente reconocible.

Destacar entre la competencia

Si el establecimiento está en un entorno con mucha competencia, como una calle muy comercial, es necesario que sea capaz de captar la atención de los viandantes. En este sentido, el visual merchandising es una buena opción para conseguirlo, porque le da al establecimiento un aire diferente.

Mejorar la experiencia de compra

Este tipo de técnicas de marketing combinan elementos visuales con otros como aromas, texturas, iluminación, etc. El resultado es una experiencia de compra multisensorial que hace que el cliente se sienta mucho más satisfecho.

El visual merchandising no es nuevo, pero sigue evolucionando y adaptándose a los nuevos tiempos. Y así consigue que los negocios dedicados al retail ejerzan un fuerte poder de atracción entre los consumidores.