Diseño editorial: diferencias entre diseño y maquetación

Diseño editorial

¿Sabías que el diseño editorial es uno de los aliados más valiosos de la publicidad? Gracias a él puedes llevar tus publicaciones al siguiente nivel y conquistar a tus clientes. ¿Nos acompañas para conocer mejor esta disciplina?

Un diseño editorial moderno es justo lo que tu negocio necesita para llamar la atención. Y es que de él depende que tus publicaciones digitales o en papel resulten altamente persuasivas

Qué es el diseño editorial

El diseño editorial es aquella rama del diseño gráfico encargada de idear la composición de cualquier publicación que combine texto e imágenes. El objetivo que se busca con ello es que dicho medio resulte visualmente atractivo y diferenciador.

Folletos, revistas, dípticos, carteles, flyers… La verdad es que el diseño gráfico editorial presenta muchísimas aplicaciones y posibilidades. Así, no es de extrañar que pymes de todos los sectores apuesten decididamente por sacarle el máximo partido.

Dentro del diseño editorial hay ejemplos de sobra para entender en qué consiste exactamente esta disciplina. Así, la distribución de contenidos (fotos, tipografía, fondos…) en un catálogo comercial resulta perfecto para comprender cuál es su función.

Por qué es tan importante para la publicidad

No cabe duda de que el diseño editorial moderno es uno de los mayores activos de la publicidad. De hecho, resulta idóneo para que los medios escritos logren llamar la atención de potenciales clientes. Por eso, dados los múltiples impactos visuales que recibimos diariamente, es fundamental destacar en su manejo para impactar en nuestra audiencia.

El diseño gráfico editorial también aporta a la publicidad las herramientas necesarias para reforzar el branding de una marca. Ciertamente, recursos como el color o la tipografía son clave para personalizar nuestro mensaje, hasta el punto de hacerlo inconfundible.

Diferencias entre diseño y maquetación

A menudo, diseño gráfico editorial y maquetación suelen emplearse como sinónimos. Sin embargo, aun cuando ambos conceptos presentan elementos comunes, no son exactamente lo mismo. 

  1. El diseño gráfico editorial siempre precede a la maquetación, ya que solo con base en este se desarrolla la actividad del maquetador.
  2. Podemos afirmar que la maquetación es solo una fase dentro del diseño editorial. De hecho, dicha labor persigue llevar a efecto la idea del diseñador, por medio de la distribución de los diferentes elementos en las páginas de la publicación. 
  3. El diseño gráfico editorial es, pues, una labor fundamentalmente creativa. La maquetación, por su parte, cumple una función técnica: distribuir el contenido en un espacio limitado. 
  4. El trabajo del diseñador editorial culmina con el «archivo master», mientras que la tarea del maquetador consiste en volcar el mismo (sin modificarlo) en la publicación.

En conclusión, el diseñador editorial planifica y es el maquetador el que ejecuta su idea. Desde luego, no cabe duda de que ambas funciones son esenciales para que las publicaciones lleguen a buen puerto.

Definitivamente, el diseño editorial es una de las herramientas más poderosas que tiene tu marca para vender sus productos y servicios. Como expertos en diseño gráfico y publicidad, en Jesús Poveda te ayudamos a exprimir todas sus posibilidades. Juntos crearemos publicaciones que serán la envidia de tus competidores.

¿Necesitas llevar tu empresa un paso más allá?
Contacta con nosotros de inmediato.