Tipos de encuadernación: cuál elegir para los productos de tu empresa

Tipos de encuadernación

El encuadernado se caracteriza por ser un proceso que requiere de una serie de pasos como el cosido, pegado y fijación de las hojas para cualquier publicación. De hecho, hay una gran variedad de tipos de encuadernación según las características y necesidades. Por lo tanto, escoger el más adecuado dependerá de una serie de factores como el tipo de impresión, el papel, el tiempo de producción o el coste.

Es indudable, que, en función de los gustos personales, el tipo de publicación o su finalidad decidamos realizar una encuadernación más sencilla o doméstica, así como otra de uso profesional. Hay muchas tendencias y alternativas en el mercado, por lo tanto, lo mejor es conocer las que mayor demanda tienen.

Cuáles son los tipos de encuadernación más comunes

La encuadernación es la mejor forma de conservar unidas las hojas en un libro, revista, periódico o cualquier publicación. Además, esta es la mejor alternativa para proteger el papel a lo largo del tiempo.

Hay muchos modos de encuadernación, ya que esta técnica tiene muchos siglos. Incluso, algunos la datan antes de la invención de la imprenta en el siglo XIV.

1. Encuadernación cosida

El producto final es muy sólido y elegante, pero sobre todo, ofrece mayor resistencia y durabilidad. Las hojas se dividen en cuadernillos que se unen al lomo con cola adhesiva.

Realmente, este proceso es algo costoso, porque requiere mayor tiempo de producción que la encuadernación fresada; sin embargo, es ideal para un trabajo profesional. Hay muchos libros de lectura en los que se aplica esta técnica.

2. Encuadernación rústica fresada

Este es un estándar muy conocido como encuadernación de tapa blanda. Hoy en día, es la que más se emplea, ya que es una de las más económicas. Esta opción permite que las hojas vayan cortadas y encoladas directamente al lomo. Además, esto no dificulta que la portada y la cara interior se puedan personalizar.

Sin embargo, el resultado final puede variar en función de la cola o el sistema que se utilice. Su resistencia es similar a la encuadernación cosida y se pueden emplear una amplia variedad de paños para un producto final espectacular.

3. Encuadernación en anillas

Esta propuesta wire-0 es un proceso bastante simple que consiste en perforar una línea de agujeros en el lomo para pasar unas anillas en forma de espiral para sujetar las hojas.

Es un sistema muy práctico, aunque poco estético, por lo que se suele emplear mucho entre los estudiantes. Es una forma de sujetar los trabajos o un gran número de fotocopias para el estudio.

4. Encuadernación cartoné

Esta es una de las técnicas de encuadernación que se conoce por el empastado en tapa dura. Es un sistema complicado, ya que hay que realizar una serie de pasos y se necesitan más materiales que en otros sistemas.

Este tipo de encuadernación tipo libro puede forrarse con distintos tipos y materiales como tela o piel. Lo importante es que la cubierta muestre solidez, por lo que es muy habitual en libros, enciclopedias o impresiones de gran formato.

Hay otras propuestas como la encuadernación grapada, encolada, la singer o la rústica, entre otras. Pregúntanos y te asesoraremos para que elijas el tipo de encuadernación que mejor se ajusta a tu proyecto.