Qué es un photocall y sus ventajas para eventos corporativos

Qué es un photocall

Entender qué es un photocall es la mejor manera de ser conscientes de la importancia que puede tener este elemento dentro de un evento de tipo corporativo. De hecho, ya se ha convertido en algo imprescindible en ciertos actos sociales, y los asistentes se sienten decepcionados si no encuentran un lugar especialmente diseñado para hacerse fotos.

Qué es un photocall

Es un elemento decorativo, generalmente de carácter temático, en el que las personas asistentes a un acto pueden tomarse fotos que luego podrán guardar a modo de recordatorio. Lo normal es que en el decorado suela aparecer también el logo de las empresas patrocinadoras u organizadoras del evento.

No importa si se trata de un photocall de empresa o de uno organizado en un acto de tipo más festivo, lo fundamental es que ese decorado creado resulte lo suficientemente atractivo como para que los asistentes quieran detenerse unos instantes ante él para hacerse una fotografía.

Cómo debe ser un buen photocall

Cuando se trata de cómo hacer un fondo para photocall, hay que tener muy en cuenta la temática del evento en sí mismo. Necesitamos que exista alguna relación directa entre el acto y el decorado.

Tratándose de un photocall para eventos de empresa, sería interesante que en él estén presentes los colores corporativos y que haga referencia a ciertos productos o servicios ofrecidos por la marca.

En cuanto al logo, aunque debe estar ahí, lo más inteligente es que no sea demasiado visible. Queremos que los asistentes puedan usar luego la fotografía para recordar el evento. Por eso, cuanto menos publicitario parezca el photocall, mucho mejor.

Una forma de animar a su uso es instalar en el mismo elementos que los asistentes puedan utilizar. El objetivo es que sea una experiencia lo más divertida posible.

Ventajas de montar un photocall para un evento

Favorece la interacción entre los invitados

El photocall suele estar situado a la entrada del evento. Es un primer instante en el que suele ser necesario romper el hielo. El hecho de pasar por un escenario y hacerse una foto, puede ser la excusa perfecta para que los invitados empiecen a interactuar entre sí, lo que crea un buen ambiente.

Mejora la imagen de la marca

Cada vez que alguien se realiza una foto en el photocall de una marca, se lleva a su casa una foto en la que hay elementos como el logo de la empresa o sus colores corporativos. Por tanto, esa instantánea siempre va a llevar la mente de quien la vea a la empresa que organizó el evento.

Permite generar contenido para redes sociales

Las propias instantáneas tomadas durante el evento pueden servir para seguir dando visibilidad a la marca en sus redes sociales. Por ejemplo, subiendo algunas de las fotos más divertidas, o de los asistentes más destacados.

Ahora que ya tienes más claro qué es un photocall y todas las ventajas que pueden derivarse de su uso en eventos empresariales, seguro que no te olvidarás de él cuando llegue el momento de organizar el próximo acto social de tu empresa.