Diseño señalético y características

Diseño señalético

El diseño señalético tiene una gran importancia dentro de la disciplina de la comunicación centrada en el uso de símbolos, y cuyo objetivo es que los mensajes enviados a través de algo tan sencillo como una señal, puedan ser entendidos por todos los interesados.

Qué es la señalética

La señalética se centra en el estudio y el análisis de las técnicas de comunicación que están orientadas a la creación de sistemas de comunicación a través de mensajes, es decir, señales.

El objetivo es que la señal sea capaz de transmitir de forma directa y sencilla un mensaje que el destinatario de la misma pueda entender a la primera.

Señalética vs. señalización

Ambas disciplinas pueden llegar a confundirse, pero no son exactamente lo mismo. En el caso de la señalética existe libertad creativa a la hora de diseñar la señal que comunicará el mensaje. De hecho, muchos negocios dejan el diseño en manos de especialistas, y así tienen en sus señales un factor más de diferenciación frente a la competencia.

Por su parte, la señalización es una disciplina regulada hasta el más mínimo detalle. A la hora de crear la señal, hay que seguir el código que está homologado.

Por ejemplo, aplicando la señalética, se pueden crear señales muy diversas para indicar cuál es el cuarto de baño de hombres y de mujeres. Por el contrario, en la señalización la señal que indica un área de descanso en la carretera debe ser siempre la misma.

Diseño y características de la señalética

A pesar de que la creatividad siempre está implicada en el diseño de señales, en la mayoría de los casos se parte de una serie de signos cuyo significado está socialmente aceptado. Porque el objetivo es que el mensaje pueda ser entendido por todo el mundo.

Por ejemplo, si vemos una imagen que muestra unas escaleras, una figura humana que parece estar bajándolas, y una flecha que indica la dirección, está claro que la señal nos dice cómo llegar hasta la planta baja.

La característica más destacable de la señalética visual es que puede adaptarse a cada entorno, reforzando la imagen de la marca. De ahí que sea una actividad muy vinculada con el diseño gráfico.

Clasificación de las señales para un local

La clasificación de la señalética puede hacerse atendiendo a la finalidad de las señales. Esto nos permite hablar de:

  • Señalética de orientación: permite la orientación de las personas dentro de un entorno concreto.
  • Señalética de información: aporta datos importantes, como el horario de apertura de un establecimiento.
  • Señalética corporativa: es la que emplean las empresas para informar sobre ciertas promociones, productos nuevos, etc.
  • Señalética de regulación: hace referencia a restricciones y prohibiciones de acceso a determinados lugares.
  • Señalética de dirección: indica el camino que se debe seguir.

Estos sistemas de comunicación visual aportan información al consumidor de una manera sencilla, mejoran el reconocimiento de los mensajes emitidos por una determinada marca, y sirven para atraer nuevos clientes.

El diseño señalético combina la eficiencia y la estética, al permitir la transmisión de mensajes de una manera clara y sencilla. Cuanto mejor entienda el destinatario el mensaje, más éxito se ha tenido en la creación de la señal.